jueves, 1 de enero de 2009

ver


Hace muchos años, yo escuché por ahí que el mejor en cuanto a cine es Ingmar Bergman, entonces yo joven culta y aspirante a "intelectual" en mi pequeño mundo, me dispuse a ver sus películas, asumí que "lo mejor" debía ser conocido por mi, recuerdo algunas cosas que llegaron a impactarme, desde diálogos hasta imágenes, pero no es hasta hoy que me pongo a ver de nuevo ese cine que voy descubriendo eso, lo que la gente dice sobre las películas de Bergman, parecen tan complicadas y lo son, y a ratos me parece que lo son porque hablan de las cosas simples, de eso que somos, sutil, cruda, cómica y transparentemente, me sentí dentro, me vi en muchas situaciones, en muchas mujeres y hubo sobre todo aspectos desagradables y vergonzosos, vi mi patetismo y vi mi instinto, el cinismo, las manías mimetizadas en métodos de supervivencia, lo terrible, frágil, dañada y resistente que puede ser la mente. dentro de 10 años me gustaría tener la oportunidad de volver a ver Fanny y Alexander, y descubrir más aún de lo que ya he descubierto, parece que el propio mundo se empequeñece y parece también no ser tan terrible. Me parece irrelevante si Bergman es o no el mejor y sé que mi descripción es errática solo quiero recomendar esta película. Espero en verdad que este sea un mejor año.


Extra: La versión que me tocó ver viene con intermedio (Fanny&Alexander dura 3 horas), valdría la pena en mi opinión que los intermedios siguieran existiendo aún cuando solo sean causa de consumir más en las dulcerías.

1 comentario:

Bruno dijo...

Completamente de acuerdo con los intermedios, ojalá volvieran.
Sobre el cine de Bergman, no puedo opinar gran cosa, porque no recuerdo haber visto ninguna de sus peliculas. A ma mera si, pero quien sabe.
Voy a empezar con esta que recomiendas. Espero no quebrarme.
Saludos y muy buen año Tania.
(Sestsaut)Me suena al proceso cognitivo de una ensalada de col.