domingo, 8 de febrero de 2009

los caminos

Llegamos hasta San Diego de Alcalá, en si el pueblo es muy bonito, algo abandonado pero no deja de ser encantador, está entre arboledas y avanzando en un camino polvoso entre gobernadora, yucas y ocotillos se ve un grupo de enormes árboles, es ahi, cruzas el pueblo pasas por su hermosa plaza y coninuas un camino casi cerrado de árboles, luego un pequeño río o arroyo, sigues y llegas a los baños termales, el barro tiene mucho azufre y un color verdioso, huele a huevo podrido, pero es sumamente medicinal, llegamos casi por azar y salimos como renovados, tensión estrés, dolores musculares y oseos son mitigados con el calor y los minerales de esas aguas, las instalaciones no son de lo mejor, de hecho está bastante pinche, pero vale la pena, cobran 10 pesos por persona, ahhh mi piel quedó muy tersa y mi cuerpo muy relajado, desviándose desde la carretera a Delicias son unos 25 km hacia adentro en terracería, el camino más que pedregoso es de lavadero por lo que el auto si sufre un poco, vale la pena desconectarse un rato en ese lugar.

1 comentario:

Bruno dijo...

Bueno, por muy tersa que quedara mi piel, no creo que pondria un pie en una masa verdiosa que huele a huevo podrido.
Pero me gusta el nombre y las fotos que pusiste.
Un dia voy a ir a San Diego de Alcalá.
Saludos Tania.
(pyruc)