miércoles, 12 de agosto de 2009

Quelque chose


Algunas personas, senitmos miedo de la felicidad, ocurre en un momento y digo, soy feliz, resulta que él está a mi lado viendo una película de Godard, me gustan los diálogos, la actriz que interpretará a Eglantine tiene unos ojos enormes y un cuello largo, sus pulgares son un poco raros, me gusta verla, es hermosa, me gusta escuchar el francés en su voz, afuera llueve y adentro hay un clima muy agradable, me detengo un poco y converso en silencio conmigo, -estas feliz, ¿te das cuenta?, -si, muy... de pronto él se reincorpora y cruza su pierna, él es alto, está en boxers, tiene unas lindas piernas, dibujo una línea imaginaria de su torso hasta la punta de su pié, el derecho, el que está arriba de la pierna izquierda, me parece sexy cuando los hombres cruzan las piernas, me parece un poco femenino y me resulta agradable. Al trazar la línea encuentro una silueta que me resulta muy bella, su cabeza no puedo verla, porque al reicorporarse se acomodó, se recargó en mi y está abrazado a mi brazo, acaricia mi mano suavemente, me siento serena me siento feliz, si feliz, en absoluto, y trato de fotografíar el momento, que no se me olvide, que nada lo interrumpa, veo un poco nuestro reflejo en la vitrina que está enfrente, ¿interrupción? apenas la de un momento aún mejor, un beso, el amor, su amor. Resuelvo que si cada día me regalara un momento como éste, yo no necesitaría más.

Pero...

El miedo se manifiesta cuando quieres reterner, forzar la permanencia, entonces sin darte cuenta, sin querer, lo arruinas y el miedo se realiza.

3 comentarios:

Abel dijo...

zas!

amable dijo...

"temor de ser feliz a tu lado no es un desliz"

Aquí su pendejo dijo...

por lo visto me he perdido de muchas cosas...
me gusta tu tono