domingo, 6 de julio de 2008

mess

Piel muy muy blanca que al pretender broncearse se pone rojísima, cutis mixto que viviendo en el desierto se marchita día a día, cabello reseco, tendencia al sobre peso (me viene de familia) baja estatura, cuello corto, lindo color de ojos pero muy pequeños, frente pequeña, pecas, caderas grandes (que día a día me recuerdan que los adorables pantalones pitillo, los hot pants y las botas de boxeador no son lo mío y nunca lo serán), fastidiosas costillas, uñas muy blandas que no sirven ni para abrir una lata de cerveza, pies menudos y lindos pero de piel ultraseca que en verano los vuelve frágiles, muñecas muy débiles que no pueden con un frasco de mermelada, parpados pequeños, cejas insignificantes, pestañas cortas y caídas, pómulos prominentes, cabello castaño. Cuerpo de pera. Estos aspectos me joden cada mañana mientras hago lo que puedo con el arreglo personal. He aquí que la actitud de domingo por la tarde noche, al menos de mi parte nunca tiene que ver con cosas glamorosas.

6 comentarios:

Fiore dijo...

Trata de pegarle a la tapa de la mermelada antes de abrirla, chaparra. Bastante buena tu descripción, no lo hubiera pensado. Te faltaron las arrugas por tener la piel casi transparente jajaja

Rizoma dijo...

lo peor, que si se me concediera cambiar todo eso, sería alguien completamente dsitinto, jajaj genial, mis arrugas las tengo desde los 11 y no me molestan, no es algo que cambiaría, aveces hasta siento que me dan personalidad jajajaja no me importa que parezca padecer progeria.

Frank Lozano dijo...

habría que añadir en la descripción:
agudeza, inteligencia, humor, olfato....
no son esas cosas las que nos hacen gigantes frente a nuestras deformidades?
y no, no se trata de consuelo sino de devoción
he ahí la fe

Rizoma dijo...

esas que añades, frente al espejo no ayudan, al contrario joden más, tú incluso aveces sueles ser para mí como un espejo en el que no me gusta mirarme.

Frank Lozano dijo...

mierda...
tan jodido estoy?

fuck...¡

Anónimo dijo...

Yo, los domingos por la tarde ( más si están soleados y secos ) suelo identificarme con tus sombrías entradas de actitud de domingo tarde-noche.
Luego, ya el lunes, por fortuna siempre regresa el sentido del glamour.
Abrazo.
DV