jueves, 31 de julio de 2008

Ojo de oro

La danza de la realidad...

Por algún prejuicio o complejo (la inseguridad que me da considerarme o que alguien más me considere fan de alguien) me he rehusado a leer obras autobiográficas, entre las que he leído apenas recuerdo a Sabato, García Márquez, Kafka, Marguerite Duras y Tagore hoy estoy leyendo la de Jodorowski y pensándolo bien Auster me enseñó que no està tan mal hacerlo.

2 comentarios:

odris dijo...

yo tambien admiro y leo mucho a auster, me parece que sus novelas siempre encuentran algo dentro de mi.
saludos

Cha-ba-ca-na dijo...

Auster parece como más terrenal, por eso me gusta. Su modo de interpretar y de ver, que finalmente es en lo que suele detenerse uno a ver sobre las personas.