lunes, 23 de junio de 2008

Les yeux rouges

(ejercicio de coordinación) intento de reconstrucción de hechos en orden cronológico.
Es este preciso momento, tengo mucho trabajo acumulado, que decidí hacer en casa, estoy a punto de terminarlo
Pero no lo termino.
Me separé un poco de la computadora hará cosa de 10 min, fui hacia la cocina, la pasé, llegué a la lavandería, provoqué un humo, una parte se ahogó en mi garganta y pulmones.
Cosa de 10 minutos, ¿cómo saberlo? para cuando regresé a la máquina ya me encuentro en este estado, el punto es que descubrí en lastfm Imitosis de Andrew Bird...
stop
Andrew Bird, voy viendo-escuchando que plantea una de esas búsquedas que me gusta hacer en el afán de encontrar nuevas esencias musicales y eso que a mi ni me gusta la sinestesia...
Soy más bien de sincinesias….
Pero a estas alturas el punto debería ser: ¿ y ahora cómo le hago para retomar el trabajo?
Me sorprendo fantaseando con esa casa en Santa Isabel (una casa que no existe...aún, alguien que no existe ¿o sí?).
Apareces y nos enfrascamos en el absurdo juego del sí... pero.... no.
Retrocedes.
Me frustro.
Alguien por msn me aterrriza un poco al avisarme que está esta noche en el 10 del cable ¿?.
Gracias Monsieur D.
Por cierto no falten a la expo de Tony Solís y Jaime Martínez.
Alguien me hace una invitación, un poco mas y voy a ceder.
Cedo

1 comentario:

Frank Lozano dijo...

antes o después, hablar de destino da lo mismo o quizá sea mejor entender que para variar las variables nos enseñan a enlodarnos alegremente en esa cara de circunstancia en la que, ni tú, ni yo, no Bird ni el del chat decidimos quedarnos o ir....
by the way, sí.