domingo, 29 de junio de 2008

¿pido demasiado?

Anoche escribí esto, hace rato suprimí esta entrada y pues como alguien me lo reclamó la dejo de nuez


(con la edad se van adoptando manías difíciles de tolerar por otros)

Las madrugadas sólo las tolero dormida, las aborrezco, mi peor momento siempre es por la mañana, suelo sentir frío y náusea, odio los besos por la mañana, odio las bromas de los que despiertan de buen humor, los malditos despertadores, que me dirijan la palabra, nunca por ningún motivo quiero escuchar ni siquiera de fondo la estúpida voz pero sobre todo las pendejadas de Pedro Ferriz "le con"... si me despiertan con un beso que sea en la frente, un beso en la frente es como una especie de energía que depositan entre mis ojos comienza a expandirse pero lentamente, de un agradable modo, fácil de asimilar, un beso en la sien es también bienvenido, a esas horas prefiero una voz suave y pausada, que sin prisas me saque del sueño. Los atardeceres en cambio los encuentro gloriosos. Diablos ya casi amanece el maldito lunes...
c'est fini

2 comentarios:

Bruno dijo...

Que chido!, es siempre bueno saber que hay alguien mas en esta esquina. Vespertinos Forever!

Frank Lozano dijo...

lindo...
y claro, los besos en la frente..ahh
darlos, recibirlos..

aunque la verdad yo prefiero dormir con una muñeca inflable y un trozo de pizza