miércoles, 3 de diciembre de 2008

buñuel o

los hay raros, los días, hoy muchas casualidades me llevaban hacia ese acontecimiento, al pasar por una iglesia en el centro recorde una vez que me atreví a entrar, había una boda, yo solo iba pasando, pero se escuchaba una soprano cantando el ave maría, recuerdo la version de O'Riordan (toda persona que se considere chabacana debe adorar a Dolores O'Riordan... punto.) me senté a escuchar esa pieza y vi que era una boda muy simple, con poca gente y sin adornos ni cursilería, lo cual me pareció agradable, despúes me fui, eso debio ocurrir unos días antes de irme a Guanajuato, en el 2001, hoy fui a hacer unas compras con las jotas a una mercería retro que está juntito a esa iglesia, al pasar recordé aquella boda con la soprano cantando el ave maría, después de lo de la mercería yo debía irme a otra iglesia y no se me ocurría un pretexto para evadir ese compromiso, a las jotas se les veía la intención de andarse por ahi caminado en el centro y me rehusaba a que se fueran sin mi, pero recordé que me vienen días muy ocupados de chamba y que mejor era dar trámite a ese asunto religioso de una vez, la iglesia a la que me dirigía se ubica en la misma calle del depa de aquel tipo que dejé bailando encuerado años atrás, la iglesia situada en el barrio donde pasé de los mejores momentos de la infancia, donde estaba la casa de mi abuela paterna, mis dominios durante la secun y el bachillerato, el sector que me fue asignado cuando trabaje en el estatal electoral, aquella temporada que logré hacer dinero por mi propio trabajo por primera vez y pagarme viajes y conicertos, donde a pesar de no haber sido criada en la religión católica sino la mormona(acabo de hacer una gran confesión jeje y si Ud se jacataba de conocer a la petite...no se jacte), yo iba al catecismo para que me dejaran cantar en el coro, de niña, porque me gustaba cantar, mi papá más bien ateo enfurecía....estaba en el centro y tomé un taxi para dirigirme a esa iglesia mientras veía como me alejaba de las jotas que iban caminando por la av Niños héroes, tengo una cualidad que los taxistas aprecian, conozco demasiado bien la ciudad, al darle las instrucciones de la dirección no vuelven a preguntarme nada más solo lleguan al destino acordado, de hecho, cuando lo hacen o se equivocan me frustro un poco a pensar que no le di las intrucciones adecuadas, si, putas manías, si ud me dice que también usted las tiene me sentiré estúpidamente feliz... el men incluso decía que soy camionera, ruletera, por conocer los rumbos, y ni que Chihuahua fuera tan grande, total, llegué a la iglesia y lo que ahi sucedió ya lo saben, si esque no les dio flojera a entrada anterior, ahi me enteré de que ese cura imparte misa en las dos iglesias antes mencionadas, me invitó a asistir el domingo a misa maronita impartida por el en la del centro, la de juntito a la mercería donde compré unas gemas de plástico...desde luego que estaré en primera fila...

2 comentarios:

Bruno dijo...

Ja! Las experiencias religiosas de la chabacana, que loco!
Que chida la retrospección, que saque de onda eso de ser mormona JA!.
Saludos Tania!

Fiore dijo...

¿me puedo jactar de conocerte? yo sí sabía que eras mormona de niña