jueves, 4 de diciembre de 2008

superpoderosas

silencio incómodo, suele haber algunos en mis días, por ejemplo está el caso de ella, Akane la llamában cuado pubertos nos encantaba el ánime, una amiga querida pero no tan cercana, su novio, al que yo consideraba un patán que la hacía sufrir, pero solo en función de las cosas que ella solía contarme, un desperdicio, pensaba yo... solía presentarle amigos para que se olvidara del individuo tal, un día él murió, y yo, no supe cómo reaccionar, solo le dije lo siento y asumí que no soy la persona ideal para estar cerca de ella por el momento...no sé, son como pequeñas astillas que me joden, cosas que se me vienen de pronto a la mente y me causan molestia, lo mejor creo es hablar, liberarse de las monsergas, aunque aveces la gente suele sacarte la vuelta, pues no les agrada escuchar lo que dirás...te propongo: tu molestia vs. mi cargo de conciencia, la más egoísta se declara vencedora.

2 comentarios:

Bruno dijo...

Sabes que me gustaría?
Una operación para extirpar la conciencia o algo asi, ahi estaría yo en primera fila.

Gran Fornicador dijo...

No es mala idea la operación esa eh. Ahorita hay una cura farmacológica llamada "alcohol-en-cantidades-masivas". Pero si estaría mejor quitar el problema de raíz.