domingo, 7 de diciembre de 2008

los picos de la luna

verlo, lo he visto tan pocas veces, y todas las recuerdo, es un amigo querido, como si nada, solo verlo y muchas cosas para hablar y siempre el gusto de saber de su vida, su presencia su conversación que me hace recapacitar, me abre los ojos, con suavidad, aveces me recuerda lo frívola y estúpida que soy, pero lo hace sin querer, solo me da una dosis de simpleza y serenidad, agradezco todo lo que nos decimos y lo que queda entrelíneas, espero sepa también interpretarlo al igual que yo lo hago. aveces nos topábamos en el cine, casi a diario, cuando caminaba de la uni hasta cinépolis vallarta pidiendo un peso a la gente para completar mi boleto de la muestra de la cineteca, ahi me lo topaba, en la sala, aveces eramos solo él y yo...ni siquiera nos sentábamos juntos, aveces solo al final caminábamos un poco, pocas palabras y muchas cosas dichas...encontrarle ha sido siempre grato. Solo una excepción, una fiesta, donde lo vi con una tipa y me pareció injusto, que estuviera con ella, se lo dije, el solo sonrió y me pidio que me fuera a dormir, que luego hablaríamos y me diría muchas cosas, eso jamás ocurrió, y yo me sentía ridícula y estúpida, y tenía razón... pero él siempre fue acertado...y ahora ser amigos, haberse protegido, él de él, yo de mi y ahora ser amigos, buenos amigos para mucho tiempo.

2 comentarios:

Bruno dijo...

Describes tantas cosas en este texto Tania, y creo que no te das cuenta.
Es chido tener amigos "gatos", en el sentido mistico de la palabra.

Petite dijo...

sin duda es chido, la cosa es que ellos se limitan a "ser" y parece que no se dan cuenta de todo lo que iluminan a su alrededor...jaja mi hora cursi