lunes, 18 de agosto de 2008

dijo que la vida gira sobre un eje podrido


En una casa conocida me topé un libro de Rascón Banda, tiene que ver con su enfermedad y su lucha contra la misma, lo he encontrado lleno de referentes, la sierra Chihuahua, la liga 23 de septiembre, Uruachic, Victorio, al leerlo me siento un poco autocomplaciente e identificada, lo disfruto, disfruto un poco de cliché, otro dato curioso fue el encontrar sus inicios en la lectura, muy similares a los míos, la manera de ver a ciudad de México, el libro traía dedicatoria firmada, me detengo un poco a pensar cómo fue el momento de la dedicatoria, no me importaría que un escritor me dedique una obra, hace poco un amigo escritor escribió una linda dedicatoria mientras desayunabamos en una cafetería cerca de palacio de bellas artes... a veces cuando compro libros usados me gusta leer sus dedicatorias, retrocedo con Rascón Banda y me sacudo un poco del cliché del bárbaro del norte. Mi velocidad de lectura parece que se acrecenta con la edad. De pronto me viene a la mente una persona desagradable en mi vida, hará unos 11 años, al menos, me reconcilio un poco con el al recordar un regalo agradable que me hizo, fue el guión de El amante de la China del norte, de la edición de tusquets, casi desecho, no importaba, ese libro me ha acompañado desde entonces, pienso si podría leerlo en francés, no creo, Baricco por ejemplo ha sido fácil de leer en francés, Colette, Camus, Maupasant pero ¿La gran Duras?. Por la mañana estuve leyendo a poetas beatniks, me gustaría grabar el aullido e incluso algunos poemas de Elsa Cross que por cierto en el marco aparecían en pantallas en la expo de Tomás Sánchez, recuerdo el nombre de una d las obras: De nubes sobre tierra y aguas reversibles, suena ambicioso y la obra lo respalda....pero luego pienso que el aullido no es precisamente lo que un invidente quisiera escuchar, luego pasando a otro libro encuentro este poema de Bukowski, sobre la biblioteca pública de los Ángeles, en algunos fragmentos dice: yo era un lector entonces, descubrí, que yo pasaría décadas enteras viviendo y escribiendo antes de poder plasmar una frase que se aproximara un poco a lo que quería decir. Yo iba a la caza de viejos libros, era un bibliófilo, aunque desencantado, y eso y el mundo, configuraron mi carácter, La vieja biblioteca pública de los Ángeles muy probablemente evitó que me convirtiera en un suicida, aquella biblioteca estaba allí cuando yo era joven y buscaba algo a lo que aferrarme y no parecía que hubiera mucho,... aún más temprano por la mañana luego de mucho tiempo sin hacerlo entré al blog de Yépez, vaya sorpresa, me he topado una entrevista en youtube a Juan Rulfo, me gusta Yépez, como casi todos los de replicante, son unos cagones. Qué raro, apenas iniciando mi nuevo día de lo que supone una nueva vida y ya corrí como mocosa regañada a refugiarme en libros, a leer lo que otros dicen. La burócrata pese al estrés que reflejaba fue hoy más humana y me atrevo a decir que su semblante mejora considerablemente. La grabación de la voz amiga se perdió con todos aquellos datos...ojalá la tuviera aqui en este momento, extraño al Dr Kraus. Piden 20 millones por el rescate, el gobernador dió hoy un mensaje a la comunidad, se habló de 130 muertes en un mes, en Parral la gente protesta no pagando impuestos. Me encanta esa foto de Waters.

4 comentarios:

odris dijo...

uyuy fijate que pense que era un libro que tengo firmsdo por rascon banda el que tenias y dije no mames.. el dia que murio un amigo me lo recordo y lo traia en la cabeza..
saludos

Cha-ba-ca-na dijo...

jeje conexión marca rancho grande

Frank Lozano dijo...

sabes..
hubo un momento en que me rehusaba terminantemente a pedirle una firma a un autor; sin embargo, con el tiempo entendí que era una forma de conectarse con la historia...
mi último libro firmado fue por Ernesto Sábato en su casa de Santos lugares, cerca de buenos aires..
y uuf me cagué
saludos

Cha-ba-ca-na dijo...

Solo he leido dos libros de Sábato, el primero era autobiográfico y lo leí como hace 8 años, nunca más lo he re leído pues era de biblioteca, y qué raro porque recuerdo muchos extractos, de todos modos yo no me hubiera atrevido siquiera a hablarle ya el hecho de estar en un mismo espacio me abrumaría.