domingo, 3 de agosto de 2008

mi sangre sabe a chamoy



Las manías son un aspecto de las personas que me parece interesante conocer.




Anoche unas cinco onzas de ginebra me ahogaron en mi propia estupidez, anduve fanfarroneando toda la noche, no obstante lo pasé bien, mientras estuve fuera de control cosas extrañas ocurrieron, se borraron mensajes de mi cel, me robé un cenicero del momo, apareció un chicle masticado y pegado en una de mis blusas, perdí una película fotográfica de 36 exposiciones con fotografías de la pasarela de las adoradas jotas, creo que el gran Rulo ha estado agregando drogas en mi vaso jajajaja...ginebra con agua qué delicia, qué tormento, mi cuerpo adolorido, este domingo de total decidia. esto nada tiene que ver con manías , sin duda usted tiene algo mejor para contar.




3 comentarios:

Frank Lozano dijo...

ja...
bien por eso...
es una buena manía ponerse a escribir sin tener realmente nada qué decir...
yo soy el mejor ejemplo de ello

Abel dijo...

para eso estàn las aspirinas jejeje... aparecen cuando uno menos las necesita; pero en esos dìas ni una sóla... que horror!

Cha-ba-ca-na dijo...

hey abeliux, una de las cosas raras de la noche fue que vin a krshna! jajja que loco!