lunes, 25 de agosto de 2008

Dolor dulzón

Habría que desollar, para sacarlo todo de una vez, por eso esa música, no tanto por joder, que yo se que es una de mis habilidades, o, si, por joder pero a mi, esta semana sin una puta duda ha sido de pura mierda, desde el domingo pasado hasta cada uno de sus días, a Robert le han robado su auto con toda su colección, todo su trabajo, sus diseños y sobre todo que lo hizo todo con sus manos, entre las cosas iba el abrigo de zorro de la mamá de Mimi y el porta sombreros que me dio mi abuela, solo objetos a los que les atribuimos valor, significado, referencias y yo que ando en esta cosa de los apegos, será que pronto me toca a mi?, ser víctima de toda esta mierda que ocurre, The Royal Tenenbaums, no sé que onda con esa película tengo meses viéndola y siempre algo me hace interrumpirla, ¿y si el señor Pagoda fura mi mayordomo? y de algún modo me gusta, me recuerda que me siento tripulante con dos compañeros de viaje a los que se supone guiar y yo, bueno, más bien me empeño en acompañar, poco a poco voy comenzando esto de la nueva vida, que no es sino casi lo mismo pero replanteado y sola, sola creo estuve siempre y no es más una cosa de aceptarlo, sin andarse con pendejadas, que bien que gustamos de ello. Eso que solemos llamar amigos, va retomando su lugar, parecen ser muchos más de los que yo creía, y en la depuración otros quedaron descartados, lo cual de momento no está tan mal, lo que me gusta es cuando me dicen las cosas y saben guardar la distancia, porque mi espacio vital, es eso, vital, y yo pues pretendo que me siento bien y ellos saben que no pero saben que mejor así, no se si será superable la próxima semana en cuanto a miadez, no quiero retos, todo apesta de momento, esa música que me retorna a mi miseria, estoy hecha un guiñapo, es domingo de noche, el jodido lunes, los sábados suelen ser más nobles, salir de la ciudad, que no del estado, escuchar música en vivo, ver a algunos amigos y Germán dándome algunas sorpresas, bastante agradables por cierto, por necesidad decido dejar de detestar la transmisión de velocidades, ya no seré tanto una discapacitada, porque la automática es fantástica… y luego la canción, vaya, es como cuando tengo un hematoma, un moretón ¡chingao! Pero de pronto recuerdo que la palabra hematoma me evoca a aquel estudiante de medicina que me volvía loquita, un tal Manuel Betancourt, y mi inclinación hacia los feos y freaks me viene casi desde la infancia, los hematomas, cuando los tengo, me gusta tocarlos, lastimarme, así parece este momento, ¿dónde estará? Supe que se iría a Francia y que se especializaría en cardiología, y de eso pasaron ya unos 9 viernes santos… este cierre que se prolonga, este puto año que quiero terminar, con la mediocre superstición de que el que viene será mejor, de pronto alguien a quien respeto me adula, y bueno, debo dejar de odiarme tanto, pienso en Helena Bonham Carter diciendo: sliiiideeee, la log lady de nuevo en la tele diciendo cosas que de momento no me viene bien escuchar, qué pena, la hommo viddens, chale, te extraño y en este reacomodo no te encuentro un lugar, o más bien no encuentro el lugar que puedas tu darme y me resigno un poco, se lo dejo a la desidia (según yo se escribe decidia) y a tu capacidad para sorprenderme. Ciorán en lo que he leído constantemente reniega de no ser músico, de no tener ese don, lo comprendo, joder, lo comprendo. Ayer, bebí Sotol, si hubiera yo de definir con una palabra el olor de ese sotol sería: QUESO, olía a queso!!! A queso ranchero de Chihuahua (y eso que dijeron es de Cuencame Dgo.), nunca lo había experimentado, la combinación MUSICA EN VIVO-CARNE ASADA-MARIGUANA-GENTE DIVERSA-CERVEZA-SOTOL-ESTROBO… y alguien sugiere hacer una distinción entre el sotol como bebida espirituosa y el Sotol alias el Ingeniero Fernando Pacheco, y claro, yo estaba hablando de la bebida…mañana inicia ese rollo con el tal Juan Pablo Villa, la jota se burla sin piedad de mi que en todo ando de agregada cultural…pero Chikis cómo crees que me entero de tanta cosa!!...cada vez más mi intolerancia hacia los chairos, será acaso que yo soy Chaira de corazón y me rehuso a aceptarlo, aquí es en donde los que se dicen amigos me hacen ver que para nada soy Chairo style jajaja. Todavía tuve ánimo para comenzar a planear una fiesta de cumpleaños, el secreto del éxito es ir pensando en los invitados, la gente que vas a obligar a convivir y el alcohol desde luego. Saúl me lo dijo, Corcobado en DF y yo acá. Qué bonitos tus ojos. Un lunes más y los blueshit dejarán ver su nuevo video…decido que necesito un viaje, las opciones por cuesiones financieras se reducen a Jessica o Abel. Gerys te exijo una sesión de tequila y flans.

2 comentarios:

Frank Lozano dijo...

Cioran, Corcobado, pelis, cultura...
te hace falta sexo salvaje, aunque sea contigo misma...!
y nada, ya ves, yo con una espinilla descomunal que mi hizo replantear de fondo mi papel en el universo
chingao
animo firme chabacana

Cha-ba-ca-na dijo...

nahhhh!!! el sexo querido Frank, es loque menos falta de momento, lo encuentras por todos lados, sin la molestia de siquiera buscarlo, todavía las carnes alcanzan para eso...un privilegio que pronto también desaparecerá jejej.