martes, 16 de septiembre de 2008

el duende y las estrellas

Pues mejor ni hubiera salido, todo estaba como muerto, la fiesta, estaba rara, fui tacaña y escondí mi Bombay sapphire de una ebria garganta de lata que lo andaba rondando, terminé en el grito, si, ahí estaba el gober, tocando la campana, todo oscuro y una sola luz dirigida hacia el balcón del gober en palacio de gobierno, viva mexico, viva hidalgo, viva viva etc. La gente se sigue emocionando al verle, y de pronto por un momento olvidan todo y cantan, qué, es el ritual de siempre, y no falta el que dice, estaremos jodidos pero que chido es México, en fin si, si lo de siempre por siempre y para siempre, luego comienza we will rock you de Queen y uno dice what da fuck? Jejeje y luego la pirotecnia, después de eso seguiría un concierto de intocable, me hubiera gustado quedarme pero mis hermosas botas me tenían ya bastante cansada, regresamos a esa fiesta y pues ya la cosa se había puesto mejor, luego a la santanera y me topé al tipo que hace par de días le hice un favor y me dijo que no lo había olvidado, que estamos pendientes, nada, todo tan aburrido, una terraza llena de sillas y mesas vacías y yo desde los oscuro viéndoles a todos allá abajo bailando, qué miseria, después en el bacón de la santanera con vista hacia paseo bolívar. Lo peor de todo fue acudir a una fiesta en el depa donde antes habitamos juntos, hace un año todavía vivíamos ahí, ya sabes, lugares comunes y ahora todo es tan ajeno, recorrer esos espacios y decirse a uno mismo: ¿en qué chingados estaba pensando? De ahí, rachas de tristeza, viajes malos, y no, no soy jipi, esa cama, la misma colcha, el baño, la “lavandería”, ¿cuántas veces en esa cama? Ni idea. ¿Y ahora? Ni hablar. Esas ventanas y su vista al centro cuyo mosquitero nunca permitió tomar la foto ideal de los tantos aterdeceres que vimos a través, hoy ya no hay tal mosquitero, hoy ya no habito ese espacio, ni tú, y decíamos que nos íbamos de ahí para “mejorar”… Me encontré a amigas queridas, que a veces ignoro por andar con el joterío, y tal vez el moemnto afortunado fue cuando Alex T me besó tronadito dos veces en la mejilla, saludo y despedida, Alex T es un tipo enorme de estatura y grosor y luego su carita guapa y tierna, yo soy mas bien menuda y peso menos de la mitad de su peso….na, imposible. Ahí andaba una grupi del hino, andaba toda clase de gente extraña, y decía la Goya, a todos estos los veo en todas partes y no conozco su nombre, y pa qué quieres nombres mija, puro mugrero .jejeje, y estabas tú y estaba yo y ya no era para nada lo mismo de hace un año, ahora todo era indiferente y ajeno entre nosotros, práctico, frío, lento, costumbre, deber ser. Hace un año tenia dos pares de zapatos de tacón, hoy tengo 12, con un poco más de empeño rellenaré ese vacío de ti.

4 comentarios:

odris dijo...

Remenbranzas del pasado comparandolo con el presente, a veces asi pasas la vida entera tratandolo de compararlo...

jaja no soy hippie, pareces al tipo que es mesero que dice que no soy nina, no soy nina..
viva mec=xico

Anónimo dijo...

malkovich? malkovich malkovich? jajaj no entendí lo del mesero pero si, debo ser algo similar jaja saludos. Particularmente hoy traes muchas faltas ortográficas jaja

odris dijo...

si verdad, ahora que lo leo otra vez si que hay faltas de ortografia...luchemos por una justicia idiomatica entonces.....
saludos

Cha-ba-ca-na dijo...

idiomáticas leva acento i-dio-má-ti-cas...jje las faltas de`l post se justifican por la ebriedad