martes, 2 de septiembre de 2008

¿Quién fue el pervertido que enseñó esas poses a la contorsionista?


Sin duda, aquellos "húngaros" y su circo de mala muerte debieron lograr raptarme en aquel intento fallido, pendejos, tendrían en sus manos a una contorsionista increíble, jejej ¿qué como lo sé? (nadie me ha planetado la pregunta pero bueno yo quiero dar la respuesta) , pues ayer inicié con yoga y me di cuenta de lo flexible que soy en ciertas partes de mi cuerpo, las rodillas sin embargo son mi mayor debilidad, todo por andar de juana gallo en las pubertades. Aunque mi mamá dice que no querían raptarme, que querían hacerme alguna otra cosa, yo siempre fantasee el rapto.

(Petite simpsonized) La frase del título pertenece a algún escritor cuyo nombre no recuerdo

1 comentario:

maya dijo...

me encantó este post... :P