lunes, 24 de noviembre de 2008

Aquel mago

con la excusa de la adolescencia los errores son perdonados
incluso purificados.
C.Ann

Tenía 17 cuando recién entré a la universidad, era octubre, en enero cumpliría 18, pero aparentaba 15 o 16, recién liberada de mi noviecito del bachillerato comencé a salir con un tipo que me lleveba diez años, iba saliendo de la carrera que yo comenzaba, era un tipo extrañísimo, sabía muchas cosas, de literatura, de cine, de música, de drogas, era de cierto modo lo que yo necesitaba, su look medio rocker, hippie, traía unas gafas que nunca se quitaba y mis amigos lo llamaban Cyclops, y aunque muchos rasgos de su personalidad me daban risa, a mi me gustaba, por que besaba muy bien y porque me eseñaba muchas cosas y compartía conmigo lugares extraños de la ciudad, libros, me escribía poemas, me regalaba sombreros, era un tipo muy sexual, yo era vírgen y ya no quería serlo, pero no quería dejar de serlo con él, él en cambio,planeaba lo contrario, pues a partir de mi cumpleaños, al cumplir 18, me hizo muchos regalos, libros, fotografías, poemas, discos, unos guantes de piel, me inter´retó el IChing y me regaló una carta astrológica y el último regalo consistía en conducirme a una habitación con velas e inciensos y unas proyecciones en la pared de una película llamada koyaanisquatsi, vino y unos cojines en el suelo en donde me pidió me sentara, mientras él comenzó a hacer unas extrañas danzas y yo solo observaba como se quitaba la ropa, yo algo sonrojada, solo sentía algo de pena hacia él, asi que en un momento me reí a carcajadas, me levanté y sali corriendo de ahi, bajé las escaleras y me despedí con un beso de Sir Hendrix, su gato negro, comencé a caminar aún con la risa y a sabiendas de que no me perseguiría pues estaba desnudo, luego me fui a un antro con mis amigas, a celebrar mi cumpleaños, nunca más me dirigió la palabra, hasta que pasó casi un par de años, un escritor me invitó como presentadora de su libro y ahi volví a verlo a él, acudió para refutar mis palabras y lo hizo bastante bien, consiguió dejarme en ridículo ante toda aquella gente, pero de algún modo yo comprendía que el tipo estaba ardido y que debía permitir que se vengara, que yo lo merecía, en el brindis, con toda humildad me acerqué , el me trataba despectivamente y le dije que me diera cinco minutos de su tiempo, accedió y le dije que moría por él, que aquella vez yo estaba muy asustada y habia sido una idiota que no supo reaccionar, que pasaramos juntos esa misma noche, que me dejara demostrarle cuanto me gustaba, se negó, pues dijo, tenía una novia, insistí prometiendo que después de eso no lo buscaría más, él, inmediatamente se enterneció y aceptó mi propuesta, quedamos en que seguiría su auto en el mío, pues ya no vivía en aquel departamento que yo conocía, asi lo hice, lo seguí y al llegar le dije mientras veía a Sir Hendrix en la barda que me esperara unos minutos, que iba por algo de vino y que mientras el podía ir escogiendo algo de música, insistió en acompañarme y le sugerí no hacerlo pues me dirigía a casa de una tía que vivía a unas cuadras y quería disimular el saqueo del vino, le pregunté si tenía condones y respondió afirmativamente, no volví, y tampoco lo he vuelto a ver en diez años.

7 comentarios:

Slavco dijo...

Hace muchos años fui con mi papá a una cantina que le gustaba frecuentar que se llama El Trébol sobre el canal; sentado en la mesa de enseguida de nosotros se encontraba nada más y nada menos que el mismísimo Mago Fénik. Estaba sin compañía tomándose un pisto en su mesa en un rincón de dicha cantina y haciéndo trucos de magia con un cigarrillo para su propio deleite. Se veía tan solitario que me dieron ganas de pedirle su autógrafo para alegrarle el día.

Petite dijo...

jaja el mago fenik, casi lo había olvidado...otro caso de magia y pena ajena.

S dijo...

Fue por ese entonces que te conoci, con tu acta de nacimiento en mano :)

Anónimo dijo...

con que te burlaste de mi aquella vez, yo que baile para ti.

Petite dijo...

burlarme de mi master? jamás. solo te recuerdo con algo de humor.

Anónimo dijo...

CON TODO RESPETO PERO QUE BATO TAN PATETICO ESE QUE CUENTA USTED PETITE, YA ME IMAGINO A UN AMO DEL EXISTENCIALISMO ENCUERANDOSE MUY CACHONDO RASCANDOSE CON UN PLUMERO DE PLUMAS DE CUERVO CON CORUCOS Y CON UN CALZON DE PIEL DE VIVORA DE LA LUNA AZTECA,JAJAJA PEGANDOLE A UNAS OLLAS DE PELTRE A HUEVO DE PELTRE TIENEN QUE SER, EL ACERO INOXIDABLE NO VA CON LOS CHAMANES CACHONDOS QUE BUENO QUE LO PLANTO COMO LO HIZO LA SEGUNDA VEZ, LE HIZO VER Y LE REAFIRMO SU PATETICA MANERA DE NO OBTENER LO QUE QUIERE.

SALUDOS.

Petite dijo...

jajajaj, wow!! Anónimo cuánta crueldad! jajajaj genial, a pesar de todo era un tipo que compartía generosamente su conocimiento y eso es de respetarse..jajaja pero la descripción es bastante digamos cercana jejeje, qué risa, todo el día pensaré en eso jajajajajaja por eso si te sugiero que veas el video de devendra... haz de cuenta!!!